El onubense Miguel del Toro vence en Calblanque

El pasado fin de semana se celebró en tierras murcianas la primera de las pruebas del CIAO 2016. Este nuevo circuito, que ya celebra su cuarta edición, se está consolidando como un importante referente en el resurgir del Windsurfing en olas en nuestra península, y esto no es casualidad, sino fruto de una serie de factores.

Las siglas del CIAO, corresponden a “Circuito Ibérico de Acción en Olas”, y para ello se ha adoptado un sistema de convocatoria basándose en las previsiones meteorológicas. Hoy día esto es posible gracias a la fiabilidad cada vez mayor de los modelos de previsión, unido a la facilidad de comunicación que nos ofrecen las nuevas tecnologías y las redes sociales.

Reunión de patrones

Reunión de patrones

Los responsables del circuito lo han tenido claro, el windsurfing, como todo tiene que evolucionar, y atrás quedarán esas competiciones en las que no cuadraban condiciones y el viaje se limitaba a ver a la gente y compartir una barbacoa.
Esto unido al entusiasmo y ganas del equipo organizador, coordinado con responsables regionales, más el apoyo de empresas patrocinadores (Waira, www.tustablas.com, Ombak, ClipHarnessLine, Posidoniamente, La Cueva de la Cerveza, StuntShop, Challenger Sails y Seguros Generali) augurán un porcentaje de éxito casi asegurado. Y así ha sido en la primera prueba, en la que las impresionantes playas de Calblanque en Cartagena, reunieron a los mejores windsurfistas de la península, entre los que se encontraba el actual campeón, el almeriense Cisco Casas.

Con una gran organización se comenzó a competir en unas condiciones difíciles para los participantes, ya que había mucha corriente y poco viento en la orilla, pero con buenas olas, potentes y rápidas, en la última sección. Descartados los saltos por falta de condiciones la competición se centró en el surf. Los competidores se fueron entonando y pillandole el ritmo a la ola murciana, desarrollando un surf cada vez más fluído y espectacular. Conforme avanzaba la jornada fueron quedando los favoritos: Cisco Casas, Ramón Pastor, Francisco Pérez, Miguel Del Toro y los levantinos Jorge Sáez y Javier García.
El conocimiento del spot y su buen hacer propiciaron que riders del levante disputaran, a la postre, la final, contra el onubense Miguel del Toro y el catalán afincado en Tarifa, Ramón Pastor. Ésta estuvo muy reñida y finalmente se proclamó vencedor el onubense Miguel Del Toro, que se estrenaba en el circuito y que se mostró muy sólido en toda la prueba, con un surf muy potente y con mucha fluidez. Esta victoria ha sentado muy bien tanto al equipo We-Wind (Fanatic-North), como al recién creado, Club Wind Surf Welba (WSW) que cuentan con Miguel entre sus filas. Del Toro ha demostrado su capacidad y experiencia, adaptándose muy rápido al nuevo material, después de muchos años defendiendo con éxito la marca tarifeña Sailboards Tarifa.

 

El campeonato al que restan cinco pruebas, se presenta apasiónante y para la próxima prueba que se celebrará en la provincia de Cádiz ya hay más de cincuenta inscritos, algo que nos alegra enormemente y evidencia el resurgir de este maravilloso deporte que es el Windsurfing en su modalidad más espectacular, las olas.

Comparte si te ha gustado!


Quizás te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *