El oido del surfista y la «exóstosis» – buscando unos tapones

La salud siempre es un tema básico a la hora de dedicarte a una actividad deportiva. Como nos dicen muchas veces sabiamente, uno no sabe lo importante que es la salud hasta que la pierde. Pues bien, este es un poco mi caso que llevo un tiempo un poco jodido sin poder entrar al agua. La razón ahora ha sido una perforación del tímpano del oido derecho haciendo windsurf que me ha obligado o no ver el agua ni en la ducha.

Todo fue bastante rápido, una caída fuerte pero no especialmente fuerte, fue lo que se llama «un orejazo» contra el agua. Se ve que mi tímpano no pudo resistir la presión y al final tímpano perforado. En fin, después de pasar por varios médicos he descubierto que esa perforación podría venir dada por una debilitación del tímpano por una otitis previa. Es entonces cuando he pensado que llevo unos meses con molestias en los oídos y que en el último reconocimiento médico me hablaron ya de una enfermedad llamada «exóstosis».

¿Qué es el oido del surfista o exóstosis?

El oido del surfista es una patología detectada especialmente en surfistas, nadadores o buceadores, en definitiva gente que pasa mucho tiempo en el agua. Consiste en lo que se conoce como una exóstosis en el oído o crecimiento anormal óseo del conducto auditivo interno que aunque es benigno puede provocar diferentes tipos de complicaciones si no se trata o no se detecta a tiempo.

Aquí se muestra el crecimiento del hueso o exóstosis en el canal auditivo cerca del tímpano.

Causas del oído del surfista

Las causas están relacionadas con los cambios de presión y temperatura que sufre el oido en el medio acuático y que provocan que este se proteja y genere unas protuberancias óseas en el conducto auditivo interno.

Complicaciones que provoca

El problema principal es que el agua que entra dentro del oido cuando hacemos surf puede quedar almacenada en el interior ya que la exóstosis impide que salga con facilidad y esto puede provocar otitis con bastante facilidad.

Tratamiento

El tratamiento menos agresivo que puede hacerse consiste en proteger a los oídos de la entrada de agua y reducir los cambios de temperatura bruscos o aguas muy frías a la hora de hacer surf. Por supuesto el uso del gorro puede colaborar.

Cuando la exóstosis llega a prácticamente cerrar el conducto debe acudirse al quirófano y realizar una intervención que se realiza con una fresa directamente introducida en el conducto auditivo. Las técnicas quirúrgicas parece que han mejorado en este sentido y después de la misma el periodo de secano ronda entre 2 y 6 semanas dependiendo de cada caso. Se desaconseja el contacto con el agua y evitar también el viento o ambientes fríos.

Uso de tapones y del gorro

No está 100% demostrado que los tapones puedan parar completamente el proceso de la exóstosis pero está claro que nos ayudan a evitar otitis y el debilitamiento del tímpano que en mi caso fue lo que seguramente facilitó la perforación del tímpano.

El gorro también puede ser un buen aliado si queremos evitar el agua fría en las orejas. Ahora empiezo a entender a mucha gente que veía con gorro de neopreno en el agua y yo pensaba «pero si está el agua buena…» Me da que me va a tocar ponerme con esas pintas.

¿Qué tapones elegir?

La verdad es que ya hacer algún tiempo probé algunos tipos de tapones para el agua y con poco éxito he de decir. Lo que siempre he oído es que una de las mejores opciones es hacerse unos tapones a medida de silicona, pero esta opción me pareció algo cara y siempre he pensado que los iba a perder en el agua.

Al final después de hablar con otra gente que ha tenido problemas con las otitis y que tiene más experiencia en el uso de tapones me recomendaron unos en concreto que parece que funcionan bastante bien. Son los surfears de Creature. La verdad es que con esta marca siempre había tenido muy buenas experiencias anteriores con los inventos y me decidí a comprarlos. De hecho hasta el mismo otorrino que me atendió había oído hablar de ellos y me dio buenas referencias. Al final los compré como hago con muchas cosas por amazon distribuidos por 360surf que me salían más baratos de lo que los había visto en tienda y con el envío gratis.

Bueno, hay otras opciones pero una de las razones que me convenció fue la de poder bastante mejor que con otros tapones que había probado. Había entrado alguna otra vez con tapones y gorro y la sensación es bastante frustrante y se pierde muchas sensaciones ya que el equilibrio viene básicamente por el oido.

En definitiva sólo contaros que espero poder volver muy pronto al agua y también espero que os sirva de algo el artículo para prestar un poco más de atención a vuestros oídos. Todos queremos surfear el mayor número de horas y años posibles y como quién dice «poder morir con las botas puestas», pero creo que para eso algunos tenemos que cuidarnos un poco más y prestar especial atención a estas lesiones que nos apartan de hacer lo que más nos gusta.

Buenas olas y buen viento para todos!

ACTUALIZACIÓN: Han salido hace poco los tapones de Creature SurfEars 3.0. y encima parece que más baratos ;(. Aunque no los he probado me imagino que son otra buena opción.

 

 

 

 

Comparte si te ha gustado!


Quizás te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *