El Agua de Mazagón

Que quede claro desde el principio que esto no es un artículo que busca generar alarma, ni tampoco es un artículo ultra ecologista,
ni es un artículo en contra de la industria, anticapitalista o nada parecido de lo que la gente quiera etiquetarlo.
Este es un artículo de un surfista de Huelva que ha sido padre y está preocupado por las playas que vamos a dejar a nuestros hijos.

Hace unas semanas, más de un mes, comenzó la temporada de borrascas y olas en el suroeste de Andalucía, este año hay buenas previsiones y esperamos que las condiciones sean mejores que las que tuvimos el año pasado, que fue un año en el que surfeamos muchos menos días de los que nos hubiera gustado.
La costa de Huelva no destaca por ser una de las que mejores olas tiene, pero no todo es el tamaño de las olas. Basta con una olita que levante medio metro del agua para poder darse un buen baño, deslizar y disfrutar con amigos de nuestras maravillosas puestas de sol. Como decía, esta no es una costa que destaca por sus olas, pero no hace falta que diga que sus playas son espectaculares. Esto es algo que diferentes organismos turísticos se encargan de vender dentro y fuera de nuestra península como un reclamo para visitar nuestra tierra. La gran paradoja que todos vivimos, es que cerquita de algunas de esas playas tenemos una gran cantidad de industrias químicas, y que cuando uno va a pasar un día a la playa esas industrias son de todo menos un reclamo.

Colector de aguas en frente del spot

Un aéreo de Pablo Nogales frente al Colector de aguas

Sin entrar a valorar lo bonito o feo que pueda resultar esto en el entorno, voy directamente a contaros por qué me vino la idea de escribir el artículo. Después de los primeros días de surf de este año, tuve la mala suerte de comenzar a sentir un dolor en el oído derecho. Vamos, que después de dos baños durante el fin de semana parecía claro que me había pillado una otitis seria. Al principio no le eché cuenta, pero el domingo estaba totalmente sordo de ese oido. Probé con unas gotas primero y con los consejos de mis amigos del medio acuático, que están acostumbrados a tener estas molestias. El caso es que cuando el lunes fui al médico me dijo que tenía una otitis media, y que seguramente se había derivado de una otitis externa. Cuando le pregunté por las causas, me dijo que se habría provocado por el agua y que en muchos casos pasaba cuando te bañabas en agua lestancada o contaminada (típico en rios o estanques). Sí, ya sé que si me baño varios días seguidos es normal que me pille una otitis, de hecho hay muchos amigos que surfean y que tienen que usar tapones, pero yo era la primera vez que me quedaba sordo de un oido y eso me preocupó.

Barco guiado por el práctico para entrar a puerto

Hablando en nuestro grupo de Wasap de surferos onubenses, sacó alguien el tema de que los días anteriores el agua olía muy mal en Mazagón y entonces es cuando explotó la cosa. Que si lo de la espuma no es normal, que si el olor era insoportable, que si me pica la cara, que si el agua estaba aceitosa…Yo me desahogué diciendo que después de dos días surfeando allí me había quedado sordo.
La conversación se puso interesante y empezaron a salir preguntas: ¿Qué pasa con el agua de Mazagón?, ¿es por la industria? ¿es por el río? ,¿estamos paranoicos?…
Lo primero que salió fue el tema del polo químico, obviamente todos vemos las tuberias que entran en el río aunque se supone que es todo legal y que está todo supercontrolado, con mediciones con analizadores en los puntos de vertido que mandan los valores en tiempo real (permitidme que dude de la seriedad con la que se hacen ciertas mediciones). También salió el tema de que algunas empresas van a cerrar sus plantas en la zona y les da todo un poco igual, etc,etc.
Bueno, os intento hacer un resumen de las posibles causas que se barajaron en esta conversación informal por el móvil:
Metales pesados del río (algo muy marcado en el rio tinto que tiene un ph muy ácido)
– Filtraciones de la balsa de fosfoyeso
Fugas en las cargas y descargas de los barcos del puerto de Huelva (algunos recuerdan manchas de chapapote en su material de windsurf)
– La depuradora de aguas residuales de Mazagón: roturas de tuberías o apertura de válvulas cuando llueve mucho (como ocurrió en 2010 – ver artículo)
– Vertidos intencionados o accidentales en las industrias cuando hay inundaciones.

Estaría bien poder disfrutar de un Mazagón limpio y con olas

Estaría bien poder disfrutar de un Mazagón limpio y con olas

La verdad es que cuando menos, me pareció para preocuparse que pudieran existir tantas explicaciones para nuestras sensaciones vividas durante muchos años surfeando en Mazagón.

No quiero extenderme con las causas, ni hacer un informe científico de todo esto, lo que quiero y me imagino que queremos todos los que surfeamos en Mazagón es poder disfrutar de nuestra playa y que las nuevas generaciones la disfruten sin miedo.
Si alguien que lea esto pueda aportar algo de luz estaremos encantados en difundirlo. Cada vez somos más en Huelva los que nos gusta disfrutar de las playas todo el año y no sé por qué me da la sensación de que si hay algún responsable de toda esta historia no está contando con nosotros.

Comparte si te ha gustado!

Quizás te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *