Aviso de Carabelas Portuguesas en la costa de Huelva y Cádiz

Carabela Portuguesa (Physalia physalis). Foto: fregando

En los últimos días después de las sucesivas borrascas provinientes del suroeste se han podido observar grandes grupos de carabelas portuguesas en la costa suroeste de la península.  Parece ser que están llegando a las cosas empujadas por el temporal ya que su hábitat suele extenderse por zonas tropicales y mares más cálidos. Normalmente habitan en zonas tropicales y subtropicales del Pacífico, Índico y algunas zonas del Atlántico.

¿Dónde se han observado?

Aunque los primeros avisos nos llegaron de la zona de Huelva, parece que toda la costa de la luz se está viendo afectada y hace dos días se lanzó un aviso en Ceuta para que la población no se acercara al la menos de diez metros de la orilla.

¿Cómo afecta el veneno de la carabela portuguesa?

El veneno de la carabela portuguesa (Physalia physalis) se segrega de forma espontánea y teniendo en cuenta la longitud de sus tentáculos (de 10 metros pero que pueden extenderse aún más para alcanzar una presa) es mejor mantenerse alejado. Aunque no se considera mortal, sí puede afectar a niños pequeños y personas alérgicas. En el ser humano adulto, el veneno de la carabela portuguesa tiene consecuencias neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas, y suele producir dolor intenso y quemazón y en algunos casos concretos puede tener consecuencias graves, de hecho se han registrado algunos casos mortales por dicha picadura.

La toxina de esta falsa medusa (ya que es un organimo colonial formado por varias partes) sigue activa aunque las veas en la orilla sin vida por lo que tampoco deberíamos acercarnos a cogerlas y por supuesto evitar en todo momento tocar los tentáculos.

¿Qué hacer ante una picadura?

En el caso de sufrir una picadura se recomienda:

Lavar la herida con suero fisiológico o agua de mar.

No usar agua dulce, ni orina ni otras sustancias que pueden favorecer la propagación de la toxina.

No frotar la zona, ni con arena, ni toalla, etc…lo cuál podría activar las células urticantes que ya están en contacto con la piel.

En el caso de que queden tentáculos adheridos intentar extraerlos con pinzas o alguna herramienta similar reduciendo el contacto con la piel (por supuesto no hacerlo con la mano).


Video de la carabela portuguesa en acción. Fuente:BBC

¿Dónde podemos entrar en el agua?

Las autoridades solo han lanzado advertencias en lugares concretos de la costa ya que las medusas siguen siendo arrastradas por el viento y el oleaje generado.

Nuestra recomendación es preguntar a los locales antes de entrar en cualquier spot y con locales nos referimos también a gente de la zona como pescadores u otros vecinos que puedan estar al tanto de la situación en el mar. En determinadas playas (como La Antilla, Lepe), personal de Protección Civil y de la Policía Local se han desplazado para poner al tanto in situ a los vecinos.

Si tenéis cualquier información sobre playas donde el baño sea peligroso comentádnoslo e intentaremos difundirlo.

Esperamos que podáis disfrutar de los días de viento y olas sin más preocupaciones.

 

Comparte si te ha gustado!


Quizás te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *